Carta a los vecinos

por  DANIEL PACIN
Vivo en el sur desde que nací hace 31 años, encariñado con mi barrio y preocupado por la ciudad. Milito desde mi adolescencia, creo en la política, trabajo para creer en ella desde la posición de una juventud comprometida, que conoce los problemas de la gente. Muchos de ustedes me conocen ya que juntos nos ha tocado poner el hombro frente a las adversidades, reclamando por lo que estaba mal, teniendo iniciativas y propuestas para que todos vivamos mejor. Y doy gracias de poder contar con numerosos ejemplos que lo testifican, pero que sobre todo me enorgullecen:

Mi activa participación en la Comisión Directiva de Franja de Oro, club de barrio ejemplar que ha logrado sobreponerse a las crisis, que ha crecido, y se ha abierto a la comunidad, incorporando nuevas actividades e incluso apoyando la educación pública, prestando su edificio para actividades de educación física y para las colonias de vacaciones.
Esta experiencia me ha servido para comprender la importancia de estos clubes en la recomposición de lo social, y la importancia de la relación entre lo estatal y las organizaciones comunitarias: por eso participé de la Federación de Clubes y llevamos iniciativas a la Legislatura de la Ciudad de Buenos Aires a través de Aníbal Ibarra. También estuve en reclamos barriales, intentando que este gobierno de la ciudad, insensible, prestase un mínimo de atención a las problemáticas de la zona sur.
Pero mi dedicación no concluye allí, esas vivencias son el inicio de las tantas ideas y propuestas que tengo para llevar adelante junto con un grupo de vecinos igual de comprometidos.
Quiero trabajar sobre los temas del empleo joven – tema crucial-, deporte y educación la cual considero que es la principal salida para erradicar la violencia juvenil. Trabajemos en estos temas, así, trabajaremos en la seguridad. Todos estos argumentos forman una unidad. Sin trabajo, sin educación, sin lugares para socializarnos y salir de la calle, nuestros jóvenes, y nuestra sociedad difícilmente den solución al problema de la seguridad.
Acompañamos a Aníbal Ibarra, quien representa un proyecto de ciudad amplio, plural, progresista y popular que siempre sostuvo sus convicciones con hechos y no con discursos. Hoy en día y como contracara, el sistema educativo está en crisis, los hospitales abandonados y las políticas sociales devastadas. La ciudad no puede seguir sufriendo la actual gestión.
Es por ello que en las elecciones del próximo 10 de julio necesitamos estar unidos todos aquellos que queremos una ciudad en sintonía con el Proyecto Nacional; los que soñamos un barrio mejor, y para que junto Aníbal Ibarra , nuestra Comuna tenga voz y voto. La ciudad, nuestro barrio, nos necesita. Sumate.

Con las convicciones de siempre,
Daniel Pacin

No hay comentarios:

Ingrese su Email para recibir nuestra info:

Delivered by FeedBurner